Páginas

17 junio 2011

CANTOS PARA LA ADORACIÓN DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO



PANGE LÍNGUA
Pange, lingua, gloriosi
Córporis mystérium
Sanguinísque pretiósi,
Quem in mundi prétium
Fructus ventris generósi
Rex effúdit géntium.

Nobis datus, nobis natus
Ex intácta Vírgine,
Et in mundo conversátus,
Sparso verbi sémine,
Sui moras incolátus
Miro clausit órdine.

In supremæ nocte coenæ
Recumbens cum frátribus,
Observata lege plene
Cibis in legálibus,
Cibum turbæ duodenæ
Se dat súis mánibus.

Verbum caro, panem verum
Verbo carnem éfficit,
Fitque Sanguis Christi merum,
Et, si sensus déficit,
Ad firmandum cor sincerum
Sola fides súfficit.
Cante la voz del Cuerpo más glorioso el misterio sublime y elevado, y la Sangre preciosa, que amoroso, en rescate del mundo ha derramado; siendo fruto de un vientre generoso el Rey de todo el orbe, más sagrado.

Dado para nosotros, y nacido de una Virgen intacta y recogida, conservando en el mundo y esparciendo semilla de palabra que da vida, con orden admirable y estupendo, el tiempo concluyó de su venida.

La noche ya postrera, la noche deseada, estando ya la cena aparejada, convida a sus hermanos, y cumplida la sombra y ley primero, con sus sagradas manos por el legal cordero les da a comer su cuerpo verdadero.

Aquella creadora Palabra, con palabra sin mudarse, lo que era pan, ahora en carne hace tornarse, y el vino en propia sangre transformarse. Y puesto que el grosero sentido se acobarda y desfallece, el corazón sincero por eso no enflaquece, porque la fe le anima y favorece.

TATUM ERGO

Tantum ergo Sacraméntum,
Venerémur cérnui:
Et antíquum documentum
Novo cedat rítui;
Præstet fides suppleméntum
Sénsuum deféctui.

Genitori Genitóque,
Laus et iubilátio;
Salus, honor, virtus quoque,
Sit et benedíctio;
Procedénti ab utróque
Compar sit laudátio.

Amen.
Honremos, pues, echados por tierra, tan divino Sacramento; y queden desechados, pues vino el cumplimiento, los ritos del Antiguo Testamento. Y si el sentido queda pasmado de tanta y nueva cosa, lo que él no puede, pueda, ose lo que él no osa, la fe determinada y animosa.

Gloria al Omnipotente, y al gran Engendrador y al Engendrado y al inefablemente de entrambos inspirado, igual alabanza, igual honor sea dado.

Amén.


Salve, Regina, mater misericordiae:
Vita, dulcedo, et spes nostra, sa-al-ve.
Dios te salve, Reina y madre de misericordia:
Vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve
Ad te clamamus, exsules, filii Hevae. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva.
Ad te suspiramus, gementes et flentes
in hac lacrimarum valle.
A ti suspiramos, gimiendo y llorando
en este valle de lágrimas.
Eia ergo, Advocata nostra, illos tuos
misericordes oculos ad nos con-ve-er-te.
Ea, pues Señora, abogada nuestra, vuelve
a nosotros esos tus ojos misericordiosos.
Et Je-e-sum, benedictum fructum ventris tui,
nobis post hoc exilium os-te-en-de.
Y, después de este exilio, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
O-o-o clemens, O-o-o-o-o pi-i-a,
O-o-o-o-o-o-o-o du-ul-cis Virgo Mari-i-a.
Oh clemente, oh pía, oh dulce
Virgen María.


2. ADORAMUS TE DOMINE


3. MISERICORDIAS DOMINI


MAGNIFICAT


5. CRISTO JESUS


14. NADA TE TURBE


OH POBREZA



EL ALMA QUE ANDA EN AMOR


17. UBI CARITAS


O CHRISTE DOMINE JESU


GLORIA TIBI DOMINE




21. LAUDATE OMNES GENTES


IREMOS DE NOCHE



NADIE TE AMA COMO YO


BENDIGO AL SEÑOR


CONFITEMINI DOMINO


BEATI VOI POVERI


DONA NOBIS PACEM


TANTUM ERGO


SALVE REGINA